¡Contáctanos! Teléfono: (+34) 917 88 93 80 | Email: cei@icam.es
Claves de los Smart Contracts

Claves de los Smart Contracts

La transformación tecnológica trae consigo cambios de todo tipo. Y es que incluso la forma en la que funcionan y se redactan los contratos ha evolucionado. Por ello, en este post analizamos qué son los Smart Contracts y por qué debes conocer sus peculiaridades si quieres ejercer el derecho en esta nueva era digital.

Los Smart Contracts o contratos inteligentes son capaces de ejecutarse y hacerse cumplir por sí mismos, de manera autónoma y automática, sin intermediarios ni mediadores. Evitan el lastre de la interpretación al ser “scripts” (códigos informáticos) escritos con lenguajes de programación, siendo los términos del contrato puras sentencias y comandos en el código que lo forma.

Un Smart Contract puede ser creado por personas físicas y/o jurídicas, pero también por máquinas u otros programas que funcionan de manera autónoma.

El Blockchain y los Smart Contracts

De igual forma, este tipo de contratos no dependen de las autoridades para ser válidos. Debido a su naturaleza, constituyen un código visible por todos y que no se puede cambiar al estar basado en la tecnología Blockchain, la cual le da ese carácter descentralizado, inmutable y transparente.

En otras palabras, podríamos decir que el Blockchain hace de notario digital y la red permite que el contrato se ejecute por sí mismo de forma autónoma y automática.

Gracias a la integración de estas tecnologías, los Smarts Contracts son de libre acceso y consulta, y la red da constancia de su existencia, de su contenido y de su cumplimiento en una determinada fecha y hora. De igual forma, el Blockchain permite que una vez firmado el Smart Contract, sea imposible modificarlo o alterarlo, con lo que queda completamente protegido y, además, se autoejecuta para dar cumplimiento fielmente de su contenido.

El Bitcoin y los Smart Contracts

El Blockchain no es la única tecnología que se ha integrado a este nuevo tipo de contratos; el Bitcoin también ha hecho parte de este desarrollo.

El Bitcoin ha integrado los Smart Contracts para realizar ciertas transacciones, ya que se ejecutan por defecto y de manera transparente al usuario. Esta criptomoneda ha creado lo que algunos denominan como dinero programable, gracias al cual se puede llevar a cabo una transacción con unas instrucciones de forma distribuida e inmutable, proporcionando completa seguridad y eliminando las interpretaciones.

Si quieres descubrir cómo funcionan estos Smart Contracts, inscríbete a nuestro Máster en Derecho Digital, Innovación y Tecnologías EmergentesICAM. Comenzamos el próximo 18 de octubre.  ¡Te esperamos! 

Deja un comentario

Cerrar menú