¡Contáctanos! Teléfono: (+34) 917 88 93 80 | Email: cei@icam.es
Qué es un delegado de Protección de Datos y cuáles son sus funciones

Qué es un delegado de Protección de Datos y cuáles son sus funciones

Desde que el 25 de mayo de 2018 se empezara a aplicar el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) a nivel europeo, tras pasar dos años desde su entrada en vigor, las empresas han puesto el foco en ello. Cada vez es más común que las compañías cuenten con la figura de un delegado de Protección de Datos, o Data Protection Officer en inglés, pero ¿qué es esto realmente y cuáles son las funciones que tiene este perfil?

Un delegado de Protección de Datos es aquella persona que está especializada en protección de datos, como indica el nombre que se le ha dado, y que por ello puede garantizar a una empresa su buen funcionamiento en este aspecto. Debe tener altas capacidades para controlar las situaciones provenidas de la protección de datos y ser un especialista en Derecho.

Este perfil está regulado a nivel europeo y también a nivel nacional por la Ley Orgánica 3/2008, de 5 de noviembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD). La persona con el puesto de delegado será el encargado de supervisar que se cumplan todas las normativas impuestas en el Reglamento y en la Ley. En caso de no cumplirse, deberá estar en contacto con el responsable de los datos personales con los que se trabaje en cada empresa, a quien debe indicar cuáles son las obligaciones legales que se deben cumplir en esta materia.

Funciones del delegado de Protección de Datos

En rasgos generales, el delegado de Protección de Datos tiene que velar porque los datos de la empresa estén seguros, pero tiene que cumplir una serie de funciones específicas para ello:

  • Como ya hemos dicho, debe estar siempre en contacto con el responsable de los datos e informarle y ofrecerle asesoramiento sobre cómo deben actuar para cumplir las normas.
  • Supervisar que los procesos que ya se llevan a cabo se hagan de forma correcta cumpliendo con lo dispuesto en el Reglamento.
  • Colaborar con el mando encargado del control de los datos.

Para conseguir un máximo cumplimiento, las funciones del delegado de Protección de Datos se vuelven imprescindibles, pero para ello se debe aportar todo el material necesario en sus labores. Incluyendo, en este punto, la ayuda y participación en todas las cuestiones relativas a los datos del encargado de su tratamiento en la empresa.

El delegado de Protección de Datos está obligado a mantener en secreto todos los datos desempeñados de su ejercicio.

Si quieres descubrir más temas relacionados con la Protección de Datos, inscríbete a nuestro Máster en Derecho Digital, Innovación y Tecnologías Emergentes del ICAM. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Cerrar menú